Pide cita llamando al 986 857 777… o si lo prefieres te llamamos nosotros

¿Cómo se trata un ojo vago? ¿Se puede prevenir?

Como os comentábamos en un artículo anterior, el ojo vago se produce por la falta de estimulación adecuada de uno de los dos ojos. Esto ocurre cuando hay defectos de graduación importantes (miopía, hipermetropía o astigmatismo) entre los dos ojos, un estrabismo (el niño desvía los ojos) u otras enfermedades en el ojo. 

 

Importancia del diagnóstico precoz 

Cuanto antes diagnosticamos y tratemos un ojo vago a tiempo, mayores serán las posibilidades de recuperación. Es decir, la curación del ojo vago y la duración del tratamiento será más corto a los 3 años que a los 7 años. 

La curación será prácticamente imposible a partir de los 10 años. Aunque de mayores se quieran poner otras gafas u operarse, la visión que no se alcanza a los 10 años, nunca se recupera 

 

Por eso son necesarias las revisiones oftalmológicas anuales de los niños a partir de los 3-4 años. Así podremos 

  • Diagnosticar los defectos de graduación (miopía, hipermetropía, astigmatismo) antes de que produzcan un ojo vago. 
  • Diagnosticar el ojo vago lo antes posible 
  • Tratar el ojo vago antes de que acabe la etapa de desarrollo visual (8-9años). 

 

¿Cuál es el tratamiento del ojo vago? 

 

Una vez que hemos corregido con gafas los defectos de graduación, o que hemos operado al niño de estrabismo, el niño seguirá teniendo baja visión si no hacemos nada para estimular a ese ojo vago. 

Para ello, disminuimos la visión del «ojo bueno” que el niño está acostumbrado a utilizar, y le forzamos a que mire a través del ojo vago. Así conseguimos que estimule ese ojo vago que no está acostumbrado a utilizar. 

 

El método más efectivo consiste en la oclusión con parches en el ojo bueno. Son unos parches que van pegados sobre la piel del “ojo bueno”, para forzar a que mire a través del ojo vago. Dependiendo de la gravedad de cada caso, el oftalmólogo le indicará el número de horas y de días que debe estar con el ojo tapado. 

 

Existen otras alternativas como: 

  • Terapia visual: son un conjunto de técnicas que buscan estimular la visión del ojo vago a través de ejercicios de rehabilitación visual y juegos. 
  • Usar filtros sobre la gafa o poner gotas de atropina: buscan impedir el enfoque del ojo bueno. 

 

¿Se puede prevenir? 

Sí, el ojo vago se puede prevenir. 

Se pueden detectar las causas más frecuentes de ojo vago antes de que hayan ocasionado una pérdida de visión. 

Para ello, las revisiones oftalmológicas son necesarias en los niños, aunque estos, ni sus padres, ni en el colegio, hayan notado ninguna dificultad visual. 

La Academia Americana de Oftalmología recomienda que se realice la primera revisión oftalmológica a todos los niños antes de los 4 años. 

 

Un oftalmólogo pediátrico puede explorar al niño y detectar estos problemas a cualquier edad, aunque no sean capaces de decir las letras o dibujos que ve. 

 

Nunca es demasiado pronto para la primera exploración oftalmológica, aunque a veces puede ser demasiado tarde 

 

En resumen: 

  

  • El tratamiento del ojo vago se basa en corregir la causa del mismo y estimular la visión del ojo con menor visión. 
  • Las revisiones oftalmológicas a partir de los 3-4 años son imprescindibles si queremos prevenir y tratar a tiempo un ojo vago. 
  • La visión que no se recupera a los 10 años, estará perdida de por vida. 

CLÍNICA DE OFTALMOLOGÍA VIGO

Rúa do Marqués de Valladares, 22, 36201 Vigo
986 85 77 77
info@clinicavilloria.es

Ven a vernos >

CLÍNICA DE OFTALMOLOGÍA PONTEVEDRA

Rúa da Virxe do Camiño, 1, 36001 Pontevedra
986 85 77 77
info@clinicavilloria.es

Ven a vernos >

Pide cita llamando al 986 857 777... o si lo prefieres te llamamos nosotros

SÍGUENOS EN...