Pide cita llamando al 986 857 777… o si lo prefieres te llamamos nosotros

Desprendimiento de retina

Es un grave problema visual que se produce cuando la retina, la capa más interna del fondo de ojo, se separa de la siguiente capa, llamada coroides. Suele ser más frecuente en personas miopes de edad media y avanzada, o en aquellos que tengan antecedentes familiares de desprendimiento de retina; aunque puede aparecer en todo el mundo.

 

¿Por qué se produce el desprendimiento de retina?

Generalmente estos desprendimientos son originados  por la aparición de uno o más desgarros en la retina.

Normalmente el gel vítreo está pegado a la retina; pero cuando el gel se desprende y se separa de la retina, puede tirar de la retina y originar un desgarro en la retina. A continuación, el líquido del interior ocular puede ir pasando a través de los desgarros y terminar por desprender la retina.

 

Síntomas del desprendimiento de retina

Los principales síntomas, son la aparición de hilos o puntos negros flotantes que acompañan la dirección de la mirada (conocidos por moscas volantes) y destellos o flashes de luz que son más frecuentes en la zona lateral de la visión. Los puntos negros flotantes suelen verse con mayor facilidad sobre un fondo claro como la superficie de un libro o un cielo azul claro; mientras que los flashes de luz suelen verse por la noche.

 

Diagnóstico de desprendimiento de retina

Desde fuera, el ojo no está rojo ni doloroso. Al inicio del desprendimiento los pacientes no notan nada. A medida que avanza el desprendimiento, los pacientes notan la visión de una cortina o un telón que va tapando la visión poco a poco, hasta que pierden la visión por completo.

Cuando más tiempo pase desde el desprendimiento hasta la cirugía, menos probabilidades tendremos de recuperar la visión. Por eso es fundamental acudir cuanto antes a un oftalmólogo desde que empezamos a notar los síntomas de las moscas volantes o los flashes de luz.

 

Tratamiento desprendimiento de retina

Si sólo existe un desgarro de retina y el desprendimiento de retina no ha avanzado, es posible realizar un tratamiento con láser para crear una especie de “soldadura” que evite que el desprendimiento de retina avance. Es lo que se llama Fotocoagulación láser de retina. Se realiza de forma ambulatoria, con gotas de anestésico y los pacientes pueden reincorporarse a su vida habitual en poco tiempo.

Si el desprendimiento de retina avanza, el tratamiento con láser no será suficiente y es preciso realizar una cirugía de retina urgente. Este tipo de cirugías deben ser realizados por oftalmólogos especialistas en retina y con gran experiencia, puesto que se trata de cirugías complejas.

Más del 90% de los casos se pueden curar con una sola intervención por lo que es muy importante detectarlo cuando antes.

 

Prevención de desprendimiento de retina

Como en la mayoría de los casos, la realización de exámenes periódicos es la mejor fórmula para detectar a tiempo este tipo de enfermedades visuales. Esto es especialmente importante en pacientes miopes, ya que suelen tener zonas más adelgazadas en la retina, que si son detectadas y tratadas a tiempo, evitarán la formación de desgarros retinianos y del consiguiente desprendimiento de retina.

 

En Clínica Villoria, tanto en Vigo como en Pontevedra contamos con oftalmólogos especializados en retina que podrán asesorarte ante cualquier duda.

 

 

 

CLÍNICA DE OFTALMOLOGÍA VIGO

Rúa do Marqués de Valladares, 22, 36201 Vigo
986 85 77 77
info@clinicavilloria.es

Ven a vernos >

CLÍNICA DE OFTALMOLOGÍA PONTEVEDRA

Rúa da Virxe do Camiño, 1, 36001 Pontevedra
986 85 77 77
info@clinicavilloria.es

Ven a vernos >

Pide cita llamando al 986 857 777... o si lo prefieres te llamamos nosotros

SÍGUENOS EN...