Pide cita llamando al 986 857 777… o si lo prefieres te llamamos nosotros

Temblor de párpado: causas y soluciones

El nombre técnico que reciben esos típicos espasmos o palpitaciones que surgen en los párpados es el de “mioquimia orbicular”. Esta no se suele apreciar a simple vista y lo más normal es que desaparezca poco después de surgir inesperadamente. 

Este temblor es provocado por unas contracciones involuntarias en el músculo orbicular (que es el músculo que cierra los párpados), y lo más común es que se de en un solo párpado, el inferior, generalmente.  

Son numerosas las causas de que esto ocurra, puede deberse a estrés, ansiedad, tabaco, bebidas estimulantes, falta de sueño y descanso, irritación ocular, sequedad, etc.   

Algunos tratamientos sencillos para tratar que desaparezcan las mioquimias son mejorar la hidratación ocular con lágrimas artificiales, evitar el consumo de sustancias estimulantes (café, té, etc.), aumentar las horas de descanso y evitar el stress. 

Generalmente, es un proceso benigno y suele ceder en pocos días. En estos casos, no haría falta recurrir al médico. 

Sin embargo, en ocasiones estos temblores involuntarios pueden asociarse a otros movimientos involuntarios de la cara (contracciones involuntarias en los músculos de la mejilla, o incluso el labio), y pueden persistir en el tiempo. En esos casos es preciso diferenciarlo de otras enfermedades neurológicas (como la distonía muscular), y haría falta acudir al especialista competente (generalmente al oftalmólogo o neurólogo). 

Si no se trata de pequeños temblores, sino de enérgicos espasmos, se debe asistir a un especialista, además de si en su familia hay antecedentes de enfermedades relacionadas con estos síntomas, los espasmos se dan en los dos ojos a la vez o en otra zona de la cara, etc.  

Si fuese algo más grave que una mioquimia orbicular, podría tratarse de un blefarospasmo. En ese caso, las contracciones involuntarias afectan al párpado superior e inferior de uno o de ambos ojos, impidiendo que el ojo se mantenga abierto en muchas ocasiones, y por tanto limitando de forma importante la vida del paciente. 

El tratamiento del blefarospasmo se realiza a base de inyecciones de toxina botulínica, para relajar la musculatura implicada. Es un tratamiento sencillo, realizado de forma frecuente por oftalmólogos especializados en oculoplastia y neurólogos, que devuelve la capacidad de mantener los ojos abiertos a los pacientes con blefarospasmo. 

CLÍNICA VILLORIA VIGO

Rúa do Marqués de Valladares, 22, 36201 Vigo
986 85 77 77
info@clinicavilloria.es

Ven a vernos >

CLÍNICA VILLORIA PONTEVEDRA

Rúa da Virxe do Camiño, 1, 36001 Pontevedra
986 85 77 77
info@clinicavilloria.es

Ven a vernos >

Pide cita llamando al 986 857 777... o si lo prefieres te llamamos nosotros

SÍGUENOS EN...