Pide cita llamando al 986 857 777… o si lo prefieres te llamamos nosotros

Oftalmólogo y Optometrista: ¿En qué se diferencian?

Los ojos son una de las partes más sensibles y complejas de nuestro organismo. La vista es nuestro sentido más preciado, y por ello existen dos profesionales diferentes y complementarios que cuidan de nuestra salud visual: el oftalmólogo o oculista y el optometrista o también llamado óptico.  

El problema es que, a la hora de la consulta, puede ser difícil saber a quién acudir en función del problema. Por ello, os explicamos en este artículo cuáles son las principales funciones y diferencias entre el oftalmólogo y el optometrista. 

 

¿Qué es un oftalmólogo y cuáles son sus funciones? 

El oftalmólogo o oculista es un médico que se ha especializado en el cuidado de los ojos y la visión. Para obtener el título de oftalmólogo hace falta terminar la carrera de medicina y posteriormente realizar una especialidad de 4 años en la que los médicos se especializan en el diagnóstico, tratamiento y realización de cirugías realizados en los órganos de la visión.  

De ahí que, para conseguir la especialidad, se necesiten en total un mínimo de 10 años de estudios. La función principal de estos profesionales se basa en diagnosticar y tratar enfermedades que afectan al ojo. 

Uno de los aspectos fundamentales es que, al ser médicos, están autorizados y son los responsables de recetar medicamentos. Por ejemplo, si tenemos una infección en el ojo y necesitamos un antibiótico, debemos acudir al oftalmólogo para conseguir la receta necesaria. 

Del mismo modo, son los únicos profesionales de la visión autorizados para realizar intervenciones quirúrgicas de los diversos problemas oculares. 

Además, el hecho de ser médicos y de que estudien el cuerpo en su conjunto hace que puedan distinguir los problemas de salud que se manifiestan en los ojos, pero tengan su origen en otra zona del cuerpo (como los ictus, enfermedades neurológicas o autoinmunes, etc).  

 

¿Qué es un optometrista y cuáles son sus funciones? 

Los optometristas u ópticos son también profesionales dedicados a la salud ocular. Sin embargo, se trata de una carrera diferente a la medicina. Un optometrista estudia la carrera de óptica y optometría durante cuatro años y posteriormente puede ampliar su formación con la realización de programas de formación especializada, másters, etc. 

Los optometristas son profesionales sanitarios (no médicos) que se encargan de que el sistema visual funcionalmente adecuadamente. 

Un óptico-optometrista está formado para valorar la función del sistema visual desde sus diferentes componentes (refractivo, ocular-sensorial-motor y de percepción). 

No sólo se dedican a valorar el cambio en la graduación de nuestras gafas, sino que también pueden detectar anomalías en la función visual. 

Además, pueden ayudar a entrenar o mejorar ciertos aspectos del sistema visual (lo que se conoce como Terapia Visual); por ejemplo para conseguir mejorar en determinados casos nuestras capacidades de lectura si detectan una deficiencia. 

 

¿Cuándo debemos acudir al optometrista? 

Al contrario que los oftalmólogos, el optometrista no tiene autoridad para recetar ningún medicamento ni realizar procesos quirúrgicos. Sin embargo, pueden graduarnos la vista y adaptarnos la graduación a unas gafas o lentes de contacto. También pueden recomendar realizar ciertas terapias visuales y ejercicios oculares. 

 

¿Qué tienen en común los Oftalmólogos y los Optometristas? 

Ambas profesiones comparten el cuidado de la salud visual de los pacientes, asumiendo funciones diferentes y complementarias. 

Una de las principales funciones de ambas profesiones es la prevención y educación al pacientes sobre los problemas visuales. Es importante enfatizar la importancia de realizar revisiones oculares periódicas para detectar los problemas visuales a tiempo. Sin estas revisiones periódicas, enfermedades como el glaucoma o la degeneración macular pueden terminar ocasionando la ceguera en los pacientes. 

Un ejemplo práctico: podemos notar que ya no vemos tan bien con nuestras gafas, y acudimos a nuestro optometrista de confianza. Si el optometrista detecta que la visión no mejora con el cambio de graduación o las quejas y síntomas que le contamos le sugieren que puede haber una enfermedad ocular detrás, el optometrista deriva a ese paciente para que un médico oftalmólogo le realice una exploración más completa a fin de detectar la posible enfermedad. 

Ambos están capacitados en áreas específicas y complementarias y sabrán derivar hacia uno u otro profesional dependiendo del caso particular.  

El inicio de la consulta debe valorarse en función de la complejidad de nuestros síntomas. Si la pérdida de visión es brusca, se acompaña de otros síntomas como el dolor o visión de flashes de luz, o sospechamos que por nuestros antecedentes sea peligroso, debemos solicitar una valoración por un médico oftalmólogo de forma urgente. 

 

CLÍNICA DE OFTALMOLOGÍA VIGO

Rúa do Marqués de Valladares, 22, 36201 Vigo
986 85 77 77
info@clinicavilloria.es

Ven a vernos >

CLÍNICA DE OFTALMOLOGÍA PONTEVEDRA

Rúa da Virxe do Camiño, 1, 36001 Pontevedra
986 85 77 77
info@clinicavilloria.es

Ven a vernos >

Pide cita llamando al 986 857 777... o si lo prefieres te llamamos nosotros

SÍGUENOS EN...